De la pluma de Mario Conde, y a mucha honra

¿Qué fregados es esto?

'Pokémonear': verb. 1) acción y efecto de hacer algo relacionado con o relativo a Pokémon; 2) acción y efecto de cumplir una adicción a "Pokémon" como si de un psicotrópico se tratase; 3) perder el tiempo en actividades relacionadas a Pokémon.
Artículos de interés para el entrenador Pokémon novato y veterano. Chistes, reseñas, historia pokémon, datos curiosos, lo que se me ocurra.
Si tienes Facebook, busca la página de Pokémoneando.
Si tienes Google +... qué chido. Nosotros no.

Don't speak spanish? No problemo!

miércoles, 21 de marzo de 2012

Fusilmon, los juegos que quisieron ser como Pokémon

Dicen que alguien dijo un día que la imitación es la forma más perfecta de la admiración. Cuando algo está bien hecho, es inevitable sentir el impulso de hacer algo parecido, similar (se los digo yo, que aprendí que el primer ejercicio al escribir es el de imitar a un autor bueno). Pero hay algunos que simplemente se vuelan la barda con su carencia de ingenio.
Nuestro querido Pokémon ha sido víctima de muchos intentos de plagio (ora con medición y escondidos, ora descarados), pero afortunadamente ninguno de ellos ha tenido el impacto del original. Estos fueron denominados (oficialmente, en la revista Club Nintendo, por ahí del años 2000) como juegos “Fusilmon” (etimología sencilla: en México se denomina “fusil” a toda idea que sea robada o copiada de otra fuente —alguien cuenta un chiste: “te lo fusilaste de Big Bang Theory”, por ejemplo—, el “mon” viene de la terminación de Pokémon, que se encuentra en algunos de estos descarados fusiles).

Así pues, en este artículo enumeraré algunos de estos fusiles, empezando por el más famoso de todos:

Digimon

Vieron la luz en el bello año de 1997 (cuando los fans de Terminator creímos que Skynet destruiría al mundo, seguramente esta fue su venganza); un año después del lanzamiento oficial de Pokémon Rojo y Azul. Sin embargo, no surgió como un juego tal cual, ni siquiera como un ánime. Era un concepto de mascotas virtuales que tomaban el concepto del Tamagotchi (¿recuerdan los Tamagotchi?) y lo ponían en un aparato más grande, más caro, y cuyo progreso incluía un contador de pasos que acumulaba energía para que el Digimon que guardaba “Digievolucionara” (hasta la palabra es estúpida).

Como mencioné en el artículo de Historia Pokémon I, la idea de mercadeo de Pokémon incluyó el lanzamiento del ánime. Pero la popularidad de Digimon no se expandió hasta que dos años después (osea, cuando nosotros ya íbamos a gozar de las versiones metálicas) salieron una serie de figuras de acción articuladas (que se mueven, pues… para los noventa, los muñecos no tenían tanta movilidad) y la serie de televisión.

No voy a quejarme del hecho de que los Digimon hablen, porque los Pokémon hablan en cierta edición del manga, ahí también evolucionan y vuelvan a su forma original, incluso saltándose pasos en la evolución, como los Digimon. Me quejaré del formato de juego, perteneciente al primer Playstation (ahora todos juegan toda clase de consolas sin problema alguno, pero en esos tiempos sí teníamos lealtades); del hecho de que hasta el nombre es similar, de que es infinitamente mejor querer atraparlos todos a sólo llevar uno contigo, a que prefiero unas criaturas de origen desconocido a otras hechas por desperdicios de memoria ram.

Además, los Digimon cagan. ¿Qué chingados? Si quisiera un juguete que cagar me compraba una de esas muñecas que orinan. Los Pokémon no cagan, tu argumento es inválido.


Robopon
(y un poco de Medabots)

Quería guardarlo para después, pero de verdad, deben enterarse de él.

Cambia los monstruos por robots (¿alguno se acuerda del ánime Medabots?, al menos los Medabots tuvieron la decencia de buscar su gloria en las caricaturas, ya que los juegos japoneses eran infames). En el año 2000 salieron los juegos para el Game Boy Color en un infame formato que copiaba casi con calca el de Pokémon, y lo que no copiaron, debieron hacerlo, por ejemplo el formato de batalla, que en Pokémon siempre tiene la noción de profundidad, en Robopon son sólo dos robots parados uno frente al otro, con nivel, HP y toda la cosa.

Desconozco la cantidad de Robopones que podías llevar en tu “equipo” (si es que había algo así), sólo sé que el dato oficial es que había un conteo de 153 Robopones distintos… no mames. Tu Robopon adquiría experiencia en batalla y le agregabas distintos software que aumentaban sus aptitudes o cambiaban sus ataques (digamos, un software de Fuego daba un ataque, uno de Electricidad, otro, pero al mezclarlos se creaba un ataque en conjunto… eso sí es interesante). Sin embargo, el sistema de juego es también un RPG, donde ves a tu monito de 8-bits caminando por un mapa que es —prepárense— ¡una isla!

Pa’ acabarla de chingar, los juegos salieron en versiones, siendo éstas las versiones Sun, Star y Moon (versión Sol, versión Estrella y versión Luna), por suerte el descaro no cruzó el Pacífico y sólo llegó a las tiendas norteamericanas la primer versión.

En el Game Boy Advance se hicieron unas séquelas: Robopon Cross Version y Robopon Ring Version, pero fue un desperdicio de memoria. La misma revista Nintendo Power apuntó que, aunque el juego tenía su mérito, seguía siendo una copia de Pokémon, obteniendo un ranking de tres de cinco estrellas.

Monster Rancher

Plagio del plagio del plagio. Es mezcla de Digimon y Pokémon (wtf?). Lo menciono aquí porque también tuvo sus videojuegos, y sip, también para el Playstation.

Del videojuego saltó a la serie y de ahí… a ningún otro lado. Su mayor logro fue extender su serie de 48 episodios a 73, por el “éxito” que habían obtenido (éxito que se debía en su mayoría a un robotsote de chistes ramplones, a un pato que hablaba cagado y a un ojo que se le podía encontrar en diversas presentaciones de color).

Muchos conocedores del tema ánime arguyen incluso las similitudes de carácter entre Ash Ketchum y Genki, los dos principales de cada serie. En lo personal, me parece una pérdida de tiempo hacer esa comparación (y miren que lo dice el administrador de este blog).



Animorphs

¿Se acuerdan de esa serie que era, en sí, una copia de los Power Rangers? Pues sí, entra en los fusilmones desde el momento que a sus productores se les ocurrió lanzar el juego para Game Boy Color. El juego aparece en el 2000, que parece el año del fusil, tal vez porque todos creían que Pokémon no había conseguido la popularidad suficiente como para que el plagio se sintiera, pero por favor, sólo basta ver la pantalla de peleas para notar el cinismo.

En el juego usas a un Animorph, un héroe que tiene un poder alienígena (ahora que lo pienso, debería incluir a Ben10) para convertirse en animales, pero no puede convertirse en cualquier animal, sólo en aquellos que ha tocado recientemente, de este modo buscará a los extraterrestres que están tomando posesión del cerebro de los humanos para dominar el mundo. Si alguien te veía convertirte, estabas perdido, pues no sabías quién era un ser humano real y quien uno con un gusano en la cabeza.

La trama se mantiene en el Game Boy, pero cada que quieres tocar a un animal, entras en una pelea contra él (al estilo pokémon), si lo vences, el animal va a tu historial de animales en los que puedes convertirte, y debes procurar que nadie más esté en la pantalla cuando esto pasa.

Claro, inexplicablemente, por toda la ciudad hay desde perros, hasta coyotes, serpientes, conejos, etc.

Y si todo esto te parece demasiado malviajado, pues la serie está basada en unos libros. Oh, sí.

Monster Fusion / Monster Galaxy

Facebook lo hizo de nuevo. Tomó un concepto de élite y lo puso al alcance de todos.

Entre los montones de juegos que hay para Facebook (que empezó con los de Zynga, como Vampire Wars, Mafia Wars, Baseball Wars, siguió con Travian, Farmville, Cityville, Plants vs. Zombies, Aquarium… y una lista interminable de mierda) aparecieron estas dos cosillas, Monster Fusion y Monster Galaxy.

Cito textualmente: “La principal diferencia en Monster Fusion es que ya no tendremos que andar por el mundo capturando criaturas”… osea, insisto, hasta en los videojuegos nos hemos vuelto huevones, en aquello que hacemos sentados. Lo dicen como si la exploración fuera engorrosa, ¡si es lo poca madre del juego! Claro, los que sólo creen que la batalla es lo chido son los que, apenas compran el juego, buscan los intercambios de pokémon nivel 100.

Las criaturas se obtienen en una máquina, por un costo de 200 monedas (más barato que un Magikarp) las cuales se consiguen al ganar batallas o completar misiones con tus diferentes monstruos.

¿Dónde está el intercambio de monstruos? ¿La pelea contra otros jugadores? ¿La cantidad de variaciones que puede haber? ¿Los distintos equipos que se armarán? ¿Las interminables estrategias?



World Of Warcraft

No es en sí un fusil del juego, pero reservo estas breves líneas para hablar sobre los “compañeros” que puedes llevar contigo y que “suben de nivel junto con su personaje”. Los fanáticos del Dungeons & Dragons defenderán que eso, en teoría, fue su idea (lo sé, también soy rolero, y sé que los Druidas, Exploradores, Magos y Hechiceros tienen compañeros que aumentan su poder junto al personaje), pero aquí es más que obvio que esos compañeros suben de nivel en un sentido más… ¿cómo decirlo?, pokémonero.




Beyblade

El más alejado de todos, pero que versa en el mismo concepto. Lo peor de Beyblade es que ya parece una copia de Pokémon, Digimon y hasta Yu-Gi-Oh! (y no empecemos a hablar de Bakugan, porque no acabamos).

Beyblade es una franquicia que nace en 2002 con los juguetes vendidos por el gigante del entretenimiento Hasbro. Luego vino la serie (juguete-serie, como Digimon).


Se trata de unos trompos súper mamados que se parten la madre entre ellos en grandes estadios donde una nación entera está al tanto de lo que hacen los juguetes. Pero ahí no para la cosa, los trompitos incluyen las Bestias Bey, que cargan el verdadero poder del aparato… en el ánime realmente nunca se explicaba cómo se hacía esta pelea, sólo chocaban los trompos y las Bestias Bey gruñían (¿han visto que una técnica común en el ánime es congelar una imagen, alejar el foco de la cámara y ponerle sonido?, es decir, no pasa nada, nosotros nos engañamos, gente).



Hackemon

Los anteriores al menos se dieron a la tarea de sacar su propia franquicia y sacarla pa’delante, con su propio dinero y un poquito de ideas, pero estos no tuvieron madre, la verdad. Estas son las copias más descaradas, pues usan el buen nombre de Pokémon en su título. Los Hackemon son las “versiones” apócrifas hechas por fanáticos con el propósito de… pues realmente ninguno. Imitamos cuando carecemos de ideas, cuando plagiamos, es porque tenemos envidia, queremos bañarnos de un poco del éxito que otros han tenido con su mente. Los que reprogaman los juegos de Pokémon para hacer “nuevas versiones” creen que están haciendo algo genial, pero no sólo muestran su falta de iniciativa, sino que ni siquiera una idea buena pueden tener.

Juéguenlas para comprobar, a mí me da mucha risa ver los videos de las versiones apócrifas, pero en mi conservadurismo Pokémon, ni siquiera juego en la computadora (porque yo juego en mis trayectos de casa al trabajo, las consolas portátiles son la onda en el camión). Bastante tengo con entrenar a mis dieciocho equipos (y los dos que vienen en camino) como para probar esos juegos.

Entre las versiones apócrifas, he encontrado: Pokémon CaosBlack, BlueSea Edition, Quartz Version, Celebi Version, Perla (para Game Boy Advance), ShinyGold Version, Crystal (para GBA), Trigo Returns, Pokémon Rainbow, DarkCry Version, LightPlatinum version, Shine Version… y la lista sigue y sigue, porque incluso hay una comunidad para crear tu propio Hack, haciendo tus propios pokémon con todo y sus sprites y así.




Yo por eso mejor escribo.





Ahí se los dejo, chavos, este nuevo artículo que espero sea de su agrado, porque con eso de que se armó la polémica con el asunto E L L E / Pokémex, yo (y los involucrados) nos botábamos de risa. Mucho se habló de la calidad de este blog, pero, ¿calidad? Lo de aquí son los chistes, muchachos, y pasar un buen rato. Disculpen que no me tome la vida en serio, pero si no sufro ningún mal estomacal (excepto, claro, tenerlo grande) es porque me ahorro corajes.

¡Nos inauguramos en Facebook! Denle like a nuestra página http://www.facebook.com/Pokemoneando y ahí pues... básicamente pueden hacer lo mismo que hacen en las otras páginas de pokémon, pero acá con chistes y toda la cosa. Ya saben, al estilo pokémonero (nada más que aguas, porque los administradores somos medio trolls). A parte de este contacto, ya sólo les dejo el correo pokemoneando@gmail.com y pues, cualquier asunto que quieran tratar, en el face.

Y por cierto, si quieren más noticias sobre el Proyecto P y el Proyecto Líderes… pues para eso abrimos la página. ;) Ahí nos vemos, gente.



-Conde

6 comentarios:

  1. yo tengo cuenta en moster galaxi y tengo ese juego de blayblade xDD

    ResponderEliminar
  2. http://www.youtube.com/watch?v=VkpjiohfmQU eso, jajaja

    ResponderEliminar
  3. me recuerda a los de esmogon, que se crean sus pokémon y pretenden que la gente los use "competitivamente".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los fakemon que hizo smogon están re pro, ademas no los "crearon" los mods o dueños de la pagina, se hizo un concurso en los que se daba un tipo y la gente mandaba sus diseños y la comunidad escogía el favorito, luego se le daba stats, movimientos y habilidades y fueron subidos a pokemon showdown por si alguien quería utilizarlos. Realmente son pokemon que merecerían estar en un juego de pokemon real, sobretodo la ballena siniestro/tierra que de todos esos fakemon es mi favorito.

      Eliminar
  4. En realidad la gente que hace sus propias versiones de pokemon no están mal, porque ellos lo hacen por diversión, es como hacer un mod de cualquier juego lo que ellos hacen, ademas tu lo dices como si fuera un como si estuviera mal. Aunque algunos de hack-roms incluso superan a los juegos originales

    ResponderEliminar
  5. Hola Mario como estas amigo que interesante es esta entrada yo no sabia antes de robopon ni un poco digimon medabots y beyblade siempre me han gustado y monster rancher estoy viendo su anime y jugando su juego de nintendo ds y me gustan animorphs nunca me intereso despues de haberme enterado de este juego si quieres puedes hacer una segunda y tercera parte de los fusilmon con yu gui oh bakugan yokai watch spectrobes dino rey fossil fighters ni no kuni dragon quest monster jade cocoon y invizimals digo ya que podrían ser considerados tambien como fusilmon aun que todos estos me gustan aun que yo nunca jugué jade cocoon invizimals dragon quest monster y yokai watch saludos y buena suerte amigo

    ResponderEliminar